26.2 C
Corrientes
25 octubre 2021

A disimular la pobreza que llegó el Karaí Octubre

Must read

Un nuevo fallecimiento por covid-19 en Corrientes

Federico G. A. Zamudio. Hubo 7 nuevos casos positivos de coronavirus, de los cuales 2 fueron contagios en la...

“La Justicia me revictimiza”, dijo una joven que fue abusada en manada hace un año

Una adolescente de 17 años, que denunció haber sido violada por cuatro hombes, sostuvo que "la jueza y el fiscal encubren a...

Espectacular vuelco de un colectivo de larga distancia

Federico G. A. Zamudio. Conducido por un hombre de apellido Azcona, el vehículo de la empresa El Rápido...

Decenas de ciervos masacrados por cazadores furtivos

Federico G. A. Zamudio. Transportando la cornamenta de, por lo menos, un par de centenares de animales, fueron...

Federico G. A. Zamudio.

Para la mitología guaraní el personaje sale del monte y llega a los hogares al inicio del décimo mes, para castigar a quienes no han sido previsores.

De esta manera, no debe faltar en la mesa del mediodía del 1 de octubre un suculento plato de jopara (mezcla o combinación, en guaraní) plato típico paraguayo que lleva carne y porotos, con la intención de conjurarlo, ya que este duende no se queda en los lugares donde hay abundancia, y con él se irán la escasez y la pobreza.

El personaje mítico es una figura petisa y barbuda de rasgos duros, que usa un sombrero de paja y lleva un látigo en sus manos. Según la tradición, octubre es el mes en que escaseaban los alimentos: la mandioca, el maíz y otros vegetales, que son más difíciles de conseguir en el campo.

Algunas de las costumbres de abuelos y bisabuelos era -por ejemplo- levantarse bien temprano con un látigo, un chicote o un cinto en mano y pegar en todos los rincones de las habitaciones diciendo: “Para que se retire el Karaí (señor) Octubre de esta casa”, también podía dejar un plato de comida en la puerta de la vivienda para que el que pasara por allí se la llevara o invitaba a los vecinos ese día con un plato, preferentemente de guiso.

Otra antigua práctica era soplar con energía en tres rincones de una habitación de la vivienda, preferentemente con un silbato o corneta, dejando un espacio libre donde hubiera una abertura -puerta o ventana-, para que por allí se escape, y huya atemorizada la miseria y no regrese jamás a esa casa.

- Advertisement -

More articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -

Latest article

Un nuevo fallecimiento por covid-19 en Corrientes

Federico G. A. Zamudio. Hubo 7 nuevos casos positivos de coronavirus, de los cuales 2 fueron contagios en la...

“La Justicia me revictimiza”, dijo una joven que fue abusada en manada hace un año

Una adolescente de 17 años, que denunció haber sido violada por cuatro hombes, sostuvo que "la jueza y el fiscal encubren a...

Espectacular vuelco de un colectivo de larga distancia

Federico G. A. Zamudio. Conducido por un hombre de apellido Azcona, el vehículo de la empresa El Rápido...

Decenas de ciervos masacrados por cazadores furtivos

Federico G. A. Zamudio. Transportando la cornamenta de, por lo menos, un par de centenares de animales, fueron...

La Asociación de Bomberos Voluntarios de Mercedes firmó un convenio con Adecoagro SA

Federico G. A. Zamudio. El viernes 22 de octubre se celebró el acuerdo con la empresa productora de...