18.9 C
Corrientes
29 mayo 2022

A disimular la pobreza que llegó el Karaí Octubre

Must read

Un narco “sacaba chapa” por estar vestido de policía y armado

Usaba a diario la indumentaria policial y regenteaba un kiosco narco en el barrio San Marcos, fue detenido ayer a las 0.30...

Alberto Fernández: “El enemigo nuestro no está en el Frente de Todos, sino en esa maldita derecha”

El Presidente cerró el congreso del Frente de Todos en la provincia de Chaco, con un discurso que tuvo como eje la unidad...

Prefectura allanó siete viviendas en Corrientes y Santa Fe en relación a una banda narco interprovincial

Se logró detener a cinco personas y secuestrar droga. Efectivos de la Prefectura Naval...

Seminario Internacional de Caninos Detectores realizado en Empedrado

Este Fin de semana se inició el Curso Superior en Odorología Forense dictado por el especialista Dr. Mario Rolando Rosillo, del mismo...

Federico G. A. Zamudio.

Para la mitología guaraní el personaje sale del monte y llega a los hogares al inicio del décimo mes, para castigar a quienes no han sido previsores.

De esta manera, no debe faltar en la mesa del mediodía del 1 de octubre un suculento plato de jopara (mezcla o combinación, en guaraní) plato típico paraguayo que lleva carne y porotos, con la intención de conjurarlo, ya que este duende no se queda en los lugares donde hay abundancia, y con él se irán la escasez y la pobreza.

El personaje mítico es una figura petisa y barbuda de rasgos duros, que usa un sombrero de paja y lleva un látigo en sus manos. Según la tradición, octubre es el mes en que escaseaban los alimentos: la mandioca, el maíz y otros vegetales, que son más difíciles de conseguir en el campo.

Algunas de las costumbres de abuelos y bisabuelos era -por ejemplo- levantarse bien temprano con un látigo, un chicote o un cinto en mano y pegar en todos los rincones de las habitaciones diciendo: “Para que se retire el Karaí (señor) Octubre de esta casa”, también podía dejar un plato de comida en la puerta de la vivienda para que el que pasara por allí se la llevara o invitaba a los vecinos ese día con un plato, preferentemente de guiso.

Otra antigua práctica era soplar con energía en tres rincones de una habitación de la vivienda, preferentemente con un silbato o corneta, dejando un espacio libre donde hubiera una abertura -puerta o ventana-, para que por allí se escape, y huya atemorizada la miseria y no regrese jamás a esa casa.

- Advertisement -

More articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -

Latest article

Un narco “sacaba chapa” por estar vestido de policía y armado

Usaba a diario la indumentaria policial y regenteaba un kiosco narco en el barrio San Marcos, fue detenido ayer a las 0.30...

Alberto Fernández: “El enemigo nuestro no está en el Frente de Todos, sino en esa maldita derecha”

El Presidente cerró el congreso del Frente de Todos en la provincia de Chaco, con un discurso que tuvo como eje la unidad...

Prefectura allanó siete viviendas en Corrientes y Santa Fe en relación a una banda narco interprovincial

Se logró detener a cinco personas y secuestrar droga. Efectivos de la Prefectura Naval...

Seminario Internacional de Caninos Detectores realizado en Empedrado

Este Fin de semana se inició el Curso Superior en Odorología Forense dictado por el especialista Dr. Mario Rolando Rosillo, del mismo...

Diego Caram estuvo en el acto conmemorativo del 212° aniversario del Ejército Argentino

El 29 de mayo de 1810, luego de la conformación del Primer Gobierno Patrio, se decretó la creación de los cuerpos militares...