14.8 C
Corrientes
17 abril 2024

La burocracia del hospital neuropsiquiátrico Alejandro Korn impidió la aplicación de justicia en el caso de una correntina desaparecida

Must read

Santo Tomé: investigan a un ex candidato a concejal tras una denuncia de supuesto abuso a una menor

Una denuncia por un supuesto abuso sexual de una adolescente en la ciudad de Santo Tomé (Corrientes) derivó en la detención de...

Carumbé se corona pentacampeona en el Carnaval de la Frontera 2024

Con un deslumbrante despliegue de color, ritmo y creatividad, concluyó una nueva edición del Carnaval de la Frontera...

Mercedes: convocan a empresarios a sumarse a las acciones para promocionar el turismo

En un esfuerzo por fortalecer la industria turística de Mercedes, la gestión del Intendente, Tape Caram, se encuentra ultimando los detalles del...

Organizaciones sociales y gremiales repudian la visita de Milei a Corrientes

Organizaciones sociales y sindicales se movilizan en Corrientes en rechazo a la visita de Javier Milei a la provincia.Los trabajadores realizan marchas...

Extractado de una nota escrita por Pablo Roesler en Tiempo Argentino.

La denuncia del secuestro de María Nilda Rodríguez quedó perdido entre los papeles del nosocomio de Melchor Romero, de La Plata, cajoneado para que no se diera a conocer.

Denuncia del secuestro.

La nota dice: “Siendo las 11:45 horas, se hicieron presentes dos personas manifestando pertenecer al Ministerio y deseando hablar con la coordinadora; que posteriormente ingresaron al aula donde se dictaba clase, juntamente con dos personas armadas, y procedieron a retirar a la alumna María Rodríguez, quien no pertenece al plantel de empleados del establecimiento, a quien detienen sin dar razones”.

La denuncia, firmada por el director interino del hospital, Jorge J. Rosa, lleva fecha del 17 de junio de 1976 y da cuenta de la exposición de Angélica de Trimani, coordinadora del curso de auxiliares de enfermería, que se dictaba en el nosocomio platense. Ese día y a esa hora, María Nilda Rodríguez, estudiante correntina de medicina en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y de enfermería en ese hospital, ingresó en la extensa lista de desaparecidos de la capital bonaerense.

Nunca se supo nada más de ella. Pero el informe, que fue hallado en un edificio apartado –en una bolsa que decía “varios”– por un equipo de trabajadores y profesionales que se dieron a la tarea de recuperar el archivo del hospital, permitirá rectificar la fecha del secuestro en su legajo de la Conadep, en el Archivo Nacional de la Memoria.

Teresa Rodríguez.

Teresita Rodríguez, hermana de la desaparecida -viajó desde Corrientes hace unos días-, fue hasta la sección de hemoterapia del hospital Dr. Alejandro Korn, acompañada de su hija, para dejar una muestra de su sangre y sumarla al banco de datos genéticos del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) con la esperanza de que puedan identificar a su hermana entre los más de 600 restos que aún esperan ser identificados.

Mediante una serie de políticas públicas, que viene implementando la provincia de Buenos Aires a través de un convenio entre la Subsecretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y DDHH, y el Ministerio de Salud, se busca que los 75 hospitales públicos del territorio bonaerense se conviertan en centros de recepción de muestras.

Comprobante de la entrega de la muestra de sangre.

Teresita llegó a La Plata después de que el director de Investigación y Memoria de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la provincia, Víctor Hugo “Beto” Díaz, la llamara por teléfono y le propusiera donar su sangre para la Iniciativa Latinoamericana de Identificación de Personas Desaparecidas (Ilid), que impulsa el EAAF, y que en la provincia coordina su área.

El encuentro se produjo gracias a que el Archivo Provincial de la Memoria (APM) incorporó el documento que aportaba la fecha y circunstancias precisas de la desaparición, y que fue cursado al Archivo Nacional de la Memoria para que se rectificara la fecha en su legajo de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep). “Encontrar ese documento permitió este encuentro. Porque consultamos al EAAF y nos dijeron que no tenían muestras de la familia. Entonces la llamamos”, reconstruyó Díaz.

A través de la Dirección Provincial de Hospitales, Salud puso en funcionamiento la Coordinación de Derechos Humanos que tiene por objetivo la creación de Áreas específicas en los hospitales provinciales. Eso permitió que la construcción del archivo del hospital Alejandro Korn tomara fuerza bajo la nueva área de Derechos Humanos, que coordina Camila Azzerboni. “La denuncia sobre Nilda la encontramos por casualidad hace cinco años, con otra gestión que no quiso que la hagamos pública. Hoy por suerte eso cambió”, recordó la coordinadora.

La historia es similar a la de muchos estudiantes del interior en la UNLP: la joven llegó a La Plata desde Monte Caseros, Corrientes, en 1974 para estudiar Medicina. Vino con su padre, Luis Humberto Rodríguez, un camionero que pudo enviar a su hija a la universidad, y se asentó en una pensión. Según indica su legajo académico, cursó hasta el segundo año, en 1975. En 1976 estudiaba enfermería en Melchor Romero. Tras su secuestro, su padre comenzó una búsqueda frenética en la ciudad, que dio magros resultados.

María Nilda Rodríguez.

En esa búsqueda, el padre de Nilda consiguió en agosto de 1976 que el Ministerio de Bienestar Social le extendiera una nota firmada para recuperar la información que los integrantes del archivo del hospital hallaron cuarenta años más tarde. Esa nota, mecanografiada en hoja membretada, lleva la firma de Miguel Maldonado, director de la escuela de Técnicos en Bienestar Social (de la que dependía la escuela de Enfermería).

Cuarenta y seis años después, Teresita aportó la información de ese documento que guardaba su padre, que falleció en 2008. En el escrito, además, había otro dato: que el director interino del hospital había radicado la denuncia en la comisaría VII de la zona. En los años ochenta Teresita denunció el caso de su hermana en la Conadep y en el juicio a las juntas. Pero el legajo en la Comisión Nacional de Desaparición de Personas tenía un error en la fecha del secuestro. Ese error será enmendado gracias al documento encontrado.

“Ella era muy empática. Se preocupaba por la gente. En Monte Caseros, cuando se involucraba para ayudar a alguien que necesitaba algo, hasta que no lo conseguía no lo dejaba. Era muy amorosa. Y para ella no debía existir la pobreza, no la aceptaba”, contó la hermana. Nilda es la única mujer entre los ocho desaparecidos de Monte Caseros. Su nombre integra los homenajes que se hacen en su pueblo natal, y también está junto a los desaparecidos trabajadores y estudiantes del hospital, en una placa instalada en la puerta de la actual escuela de enfermería.

- Advertisement -

More articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -

Latest article

Santo Tomé: investigan a un ex candidato a concejal tras una denuncia de supuesto abuso a una menor

Una denuncia por un supuesto abuso sexual de una adolescente en la ciudad de Santo Tomé (Corrientes) derivó en la detención de...

Carumbé se corona pentacampeona en el Carnaval de la Frontera 2024

Con un deslumbrante despliegue de color, ritmo y creatividad, concluyó una nueva edición del Carnaval de la Frontera...

Mercedes: convocan a empresarios a sumarse a las acciones para promocionar el turismo

En un esfuerzo por fortalecer la industria turística de Mercedes, la gestión del Intendente, Tape Caram, se encuentra ultimando los detalles del...

Organizaciones sociales y gremiales repudian la visita de Milei a Corrientes

Organizaciones sociales y sindicales se movilizan en Corrientes en rechazo a la visita de Javier Milei a la provincia.Los trabajadores realizan marchas...

Tincho Ascúa: “Necesitamos más presencia del Gobierno Provincial en Libres”

"Necesitamos tener una agenda común con la Provincia, que hoy no la tenemos", expresó el Intendente de Paso de los Libres, Martín...