31.5 C
Corrientes
3 diciembre 2022

Pasó un nuevo aniversario del levantamiento del año 2001 y el neoliberalismo acalla las voces

Must read

Corrientes sufrió el mes de noviembre más seco de los últimos 9 años

Federico G. A. Zamudio. El registro de lluvias en la capital de la provincia alcanzó la marca de...

Una red alimenticia y el programa de empleo marchan a toda máquina en Mercedes

Federico G. A. Zamudio. Las estrategias para mejorar los lineamientos sanitarios y de trabajo van entrelazados y siguen...

La Cámara de Diputados correntina aprobó el presupuesto para el año 2023

Federico G. A. Zamudio. Tras correr con la ventaja numérica, como es habitual el oficialismo dio vía libre...

El Municipio de Mercedes y la Dirección Nacional de Vialidad proyectan nueva iluminación vial

Este es un emprendimiento que brindará seguridad a quienes transitan, permitirá el mejoramiento de espacios e invitará a los visitantes a conocer...

Federico G. A. Zamudio.

Repercusiones de una rebelión donde el pueblo argentino tuvo presencia en las calles y ausencia en la continuidad de un movimiento desbordante.

Un comandante de la organización mexicana Ejército Zapatista de Liberación Nacional decía, a la comunicadora feminista Claudia Korol y en referencia a lo ocurrido en la Argentina a fines de 2001: “Entre ustedes nunca pasa nada, y de repente la gente sale a la calle y le prende fuego a todo”.

Por supuesto, ese año fue excepcional, con un impacto internacional mayor del que se le dio en tierras propias, gracias principalmente al tradicional hábito de mirarse el ombligo. A pesar de que se quemaron bancos y algunos McDonald’s -probablemente en repudio del monopolio del que la empresa goza en el campo alimentario-, también a partir de allí surgió el intento de descubrir formas de participación social en el manejo administrativo -inquietud que venía del Foro Social todavía abierto en Porto Alegre y de los sucesivos alzamientos populares en distintas provincias, como el correntinazo de la década del ‘60-, se crearon movimientos de obreros que recuperaban fábricas, y se empezó a dialogar sobre participación en la administración de los presupuestos estatales.

El debate en las calles y la manifestación desbordante fueron, por consiguiente, metodología del estado insurreccional en esos días, a lo que algún timorato en el canal C5N, de apellido Bercovich, ha considerado obra de “los desestabilizadores de siempre”. Les faltó, claro está, mucho, por ejemplo, una organización acabada que permitiera visualizar la alternativa social de nuevo tipo. Pero un país sin experiencia revolucionaria en época alguna (México, Venezuela y Cuba la han tenido y muy ilustrativas, como todas las revoluciones) mal podía eludir los rigores de la inexperiencia y de no recordar que no hay visión del presente que no asiente sobre un estudio minucioso del pasado.

Aun así, una nueva crisis del neoliberalismo impulsaba a los trabajadores a buscar esa “doctrina social” bendecida por las grandes empresas con “mejores salarios”, pero cuyos niveles siempre dejaban al usufructuario por debajo de lo necesario para vivir; un impulso que había comenzado en la primera mitad de la década del ’90, con cortes de ruta, cacerolazos, ataques y ocupaciones de edificios estatales, y acampes masivos en espacios públicos.

Lamentablemente, todo lo que en ese tiempo se puso en discusión iba a caer en lo de otras veces, una institucionalidad desgastada, que se cuestiona y nadie sabe cómo remediar. Por eso hoy se ve, tal vez con escollos, una discusión que se remonta a principios de siglo y a la que un periodista de un diario de gran tiraje ha reclamado: la urgencia de una asamblea constituyente que abra camino a una etapa nueva en la vida argentina. Claro que ese informador público tuvo miedo del debate amplio, al que bautizó “sovietista”, con un criterio peligrosamente afín al del gendarme que dejó heridos y muertos en la avenida 3 de Abril.

Pero los tiempos corren, y estos en los que hoy vivimos exigen cada vez más, por su complejidad, estudiar en serio una alternativa para la crisis en desarrollo.

- Advertisement -

More articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -

Latest article

Corrientes sufrió el mes de noviembre más seco de los últimos 9 años

Federico G. A. Zamudio. El registro de lluvias en la capital de la provincia alcanzó la marca de...

Una red alimenticia y el programa de empleo marchan a toda máquina en Mercedes

Federico G. A. Zamudio. Las estrategias para mejorar los lineamientos sanitarios y de trabajo van entrelazados y siguen...

La Cámara de Diputados correntina aprobó el presupuesto para el año 2023

Federico G. A. Zamudio. Tras correr con la ventaja numérica, como es habitual el oficialismo dio vía libre...

El Municipio de Mercedes y la Dirección Nacional de Vialidad proyectan nueva iluminación vial

Este es un emprendimiento que brindará seguridad a quienes transitan, permitirá el mejoramiento de espacios e invitará a los visitantes a conocer...

Condenaron a 20 años de prisión al asesino de un joven paraguayo

El condenado Agustín Fernández de 21 años.