20.6 C
Corrientes
12 junio 2021

Empresarios deberán indemnizar a empleados: Eran alimentados con carne podrida y sin agua

Must read

Martín Ascúa reconoció que rechazó la candidatura a gobernador por el Partido Justicialista

El intendente de Paso de los Libres sostuvo que "nunca consideró" postularse a la Gobernación. El intendente de la...

Paso de los Libres: analizan realizar la compra de máquinas viales con créditos nacionales

El intendente Martín Tincho Ascúa participó de un encuentro con funcionarios nacionales que explicaron la oportunidad que tiene la Comuna de Paso...

Denuncian que no cumplen con el protocolo sanitario en las oficinas públicas de Corrientes

Los delegados de la Asociación de Trabajadores del Estado denunciaron que en la obra social Ioscor se produjo un brote de coronavirus...

Vacunatorio Vip en Curuzú: Carlos Rubín ratificó sus acusaciones contra el intendente Irigoyen

Luego de que explotara la irregular vacunación en esa ciudad, que tuvo repercusiones nacionales, José Irigoyen denunció que hay una operación orquestada...

Fueron juzgados en la primera causa por explotación laboral que llegó a juicio en la provincia de Corrientes. Deberán pagar más de medio millón de pesos a cada afectado.

Tribunal Oral Federal de Corrientes.

La justicia de Corrientes ordenó los propietarios de una finca forestal deban indemnizar a los peones por haberlos sometido a trabajo en condiciones ilegales.

La sentencia fue dictada por el Tribunal Federal de Corrientes, a cargo de los jueces Víctor Alonso, Fermín Ceroleni y Lucrecia Rojas de Badaró, tras una propuesta del fiscal Carlos Schaefer y la procuraduría especializada en trata, Protex, que fijaron como monto indemnizatorio la cifra de 555.564,37 pesos para cada trabajador.

Según determinó la justicia, son en total ocho víctimas que fueron explotadas en una forestación a lo largo de 45 días, desde el 23 de abril de 2013 al 7 de junio de ese año, en jornadas de trabajo que realizaban desde las 7 de la mañana hasta las 19, es decir 12 horas diarias.
La sentencia recayó en Iván “Gringo” Giménez, de 45 años, argentino y en el italiano Angel Alessio, de 68 años, dueño del predio.

Estos, en mayo de 2018, habían sido condenados a cuatro y seis años de prisión respectivamente por el delito de trata de personas por explotación laboral agravada, según se comprobó en el caso detectado en una explotación forestal de la localidad correntina de Paso de los Libres.

El fiscal general de la órbita federal en Corrientes, Carlos Schaefer, calificó al fallo como “histórico” y explicó que es la primera vez que se dicta una sentencia en ese sentido para un caso por el crimen de trata laboral sin querella.
El funcionario sostuvo que este fallo “no tiene precedentes porque el primer caso en el que indemnizaron fue uno de trata con fines de explotación sexual en el sur del país pero con querella”.

De acuerdo con lo señalado por los jueces en la condena, para la reparación económica dispuesta se dispondrán una camioneta Toyota Hilux de Alessio y una pick up Mazda de Giménez, así como dos terrenos ubicados en la localidad de Rafael Castillo, partido bonaerense de La Matanza, que fueron decomisados en la sentencia a prisión de mayo de 2018.

En esa oportunidad el tribunal no hizo lugar al pedido de reparación patrimonial reclamado en su alegato por el fiscal Schaefer, quien logró revertir esa negativa en instancia de casación.

Denuncia por Derecho propio

El caso de trata fue denunciado por los trabajadores explotados luego de escapar de la plantación de pinos.

Uno de ellos era menor y se lesionó en una pierna cuando cargaba troncos de pino en un camión y no recibió atención porque carecían de medicinas y asistencia médica.

“Giménez sabía que el chico estaba lastimado, pero se rió. Esa herida estaba podrida”, declaró uno de los testigos en el juicio.

Luego, el muchacho comenzó a tener fiebre, y como Iván “Gringo” Giménez estaba a cargo del predio, se le pidió que lo lleve al médico, no hizo nada.

El 6 de junio de 2013, cuando este encargado del emprendimiento se distrajo un peón rural y el muchacho lesionado le pidieron la colaboración a un camionero que había llegado a cargar troncos de pino.

El camionero los llevó a escondidas a Paso de los Libres donde las víctimas realizaron la denuncia ante las autoridades de Gendarmería Nacional.

Horas después, los efectivos y los funcionarios de la Fiscalía Federal de Paso de los Libres y el Juzgado Federal de esa ciudad, allanaron el predio forestal y rescataron a los demás obreros.

Detuvieron a Iván Giménez. Días después también quedó encausado el dueño del lugar, Ángel Alessio.

Obreros de Misiones y Entre Ríos habían sido contratados por Alessio para trabajar en una finca ubicada a 50 kilómetros de Paso de los Libres.

Las víctimas habían recibido la promesa de una buena paga, alimentos y la posibilidad de visitar a sus familiares cada quince días y pare ello les abonarían los gastos de traslado a sus hogares

Todos estaban desocupados y sus familias carecían de recursos para alimentarse. Los empleadores aprovecharon esa situación.

Los empleadores los recogieron en un aserradero de Paso de los Libres y desde allí los llevaron a un pinar en una zona rural.

En el juicio, una de las víctimas relató: “No podíamos salir de allí.  Nos requerían un rendimiento determinado por día: teníamos que llenar el camión con troncos y si no lo hacíamos no nos daban de comer ni íbamos a cobrar”

En ciertas ocasiones un encargado del emprendimiento llegaba acercaba algunas provisiones, pero no tenían refrigeración y los alimentos se echaban a perder.

“Teníamos que cazar algún tatú para poder comer. A veces hacíamos reviro -alimento a base de harina y huevos- y hasta comimos carne agusanada. No se podía tomar el agua porque tenía gusto a combustible”, declaró una de las víctimas en el debate.

El declarante ahondó: “No teníamos baño, y tampoco había colchones, y así dormíamos a la intemperie. Tomábamos agua en un laguito donde había yacarés. No podíamos ni bañarnos”.

Otra de las víctimas contó que “se trabajaba sin descanso y por día sacábamos dos cargas de rollos de pino. No teníamos dónde dormir y entonces armamos una choza donde estábamos seis”, relató.

El chico que resultó lesionado tenía 16 años. Habría de cumplir 17 lejos de su familia, en el pinar inhóspito.

“Yo fui porque quería trabajar para ayudar a mi familia. Me dijeron que íbamos a trabajar y comer, y que íbamos a tener días libres cada 15 días. Nosotros pagamos nuestro pasaje”.

Contó además que les descontaban de la paga los alimentos que ocasionalmente les acercaban. “Cada 15 días traían unos kilos de carne, pero estaba con gusanos y teníamos que comerla igual”, contó el joven.

- Advertisement -

More articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -

Latest article

Martín Ascúa reconoció que rechazó la candidatura a gobernador por el Partido Justicialista

El intendente de Paso de los Libres sostuvo que "nunca consideró" postularse a la Gobernación. El intendente de la...

Paso de los Libres: analizan realizar la compra de máquinas viales con créditos nacionales

El intendente Martín Tincho Ascúa participó de un encuentro con funcionarios nacionales que explicaron la oportunidad que tiene la Comuna de Paso...

Denuncian que no cumplen con el protocolo sanitario en las oficinas públicas de Corrientes

Los delegados de la Asociación de Trabajadores del Estado denunciaron que en la obra social Ioscor se produjo un brote de coronavirus...

Vacunatorio Vip en Curuzú: Carlos Rubín ratificó sus acusaciones contra el intendente Irigoyen

Luego de que explotara la irregular vacunación en esa ciudad, que tuvo repercusiones nacionales, José Irigoyen denunció que hay una operación orquestada...

San Luis del Palmar: una camioneta del Servicio Penitenciario volcó y cayó a una zanja inundada

El chofer, un cabo 1º, se habría dislocado el hombro, pero logró salir por sus propios medios. Fue hospitalizado de manera preventiva....