23.2 C
Corrientes
4 diciembre 2022

“No hay yaguaretés viviendo libres en el Iberá”

Must read

Corrientes sufrió el mes de noviembre más seco de los últimos 9 años

Federico G. A. Zamudio. El registro de lluvias en la capital de la provincia alcanzó la marca de...

Una red alimenticia y el programa de empleo marchan a toda máquina en Mercedes

Federico G. A. Zamudio. Las estrategias para mejorar los lineamientos sanitarios y de trabajo van entrelazados y siguen...

La Cámara de Diputados correntina aprobó el presupuesto para el año 2023

Federico G. A. Zamudio. Tras correr con la ventaja numérica, como es habitual el oficialismo dio vía libre...

El Municipio de Mercedes y la Dirección Nacional de Vialidad proyectan nueva iluminación vial

Este es un emprendimiento que brindará seguridad a quienes transitan, permitirá el mejoramiento de espacios e invitará a los visitantes a conocer...

Luego el nacimiento de dos cachorros de yaguareté en un Centro de Reintroducción que funciona en el Parque Iberá, iniciaron una campaña para ponerles nombre. Los conservacionistas buscan repoblar la especie en Corrientes.

Dos cachorros de yaguareté nacieron en el Centro de Reintroducción que funciona en el Parque Iberá, Corrientes, donde actualmente no existen ejemplares de esta especie en estado natural.

Los cachorros y su madre se encuentran en el corral más grande del centro por lo que, en general, no son avistados.

El descubrimiento fue a mediados de noviembre cundo el equipo técnico de la Fundación sospechaba que se podría haber producido el parto por comportamientos de la hembra, pero no fue hasta el alumbramiento que pudieron confirmarlo, al registrar a dos cachorros en videos de cámaras-trampa.

Sebastián Di Martino, director de conservación de la Fundación Rewilding Argentina, destacó que “el nacimiento de estos cachorros es un paso muy importante para el proyecto”.

Indicó que “desde el año 2012 estamos trabajando en Iberá tratando de regresar al depredador tope a este ambiente, 70 años después de haberse extinguido en la provincia de Corrientes”.

En tanto, la bióloga Talía Zamboni, Coordinadora de Especies de Proyecto Iberá, Fundación Rewilding Argentina, expresó que “la madre de los cachorros y los cachorros son parte del plantel de animales liberables”.

Talía Zamboni en Ahora Misiones, con Ana Alicia Poterala y Francesco Magri.

Explicó entonces que en el proyecto trabajan con animales que tuvieron contacto con personas y que no son liberables porque están acostumbrados a ser alimentados, mientras que otros, al no haber estado en cautiverio “se evalúa el comportamiento de caza y el comportamiento ante las personas. Estos animales al ver humanos los consideran un estímulo neutro, como parte del paisaje, son animales tímidos”.

En este contexto, como parte de los planes para la conservación de la especie, se había dispuesto que una hembra y un macho convivan en un espacio reducido y fue allí donde se habría producido la concepción. “Estos cachorros nacen de una hembra que convivía con un macho y luego se la trasladó a otro recinto, de unas 30 hectáreas, donde los últimos tiempos estaba muy quieta, lo cual es raro”.

Ante la actitud del animal, “se colocaron cámaras y descubrimos la semana pasada descubrimos estas imágenes, del nacimiento de los cachorros”.

Lo que sigue ahora es hacer un control del crecimiento de los ejemplares hasta que tengan edad para ser liberados. “Estos animales están en espacios grandes similares a los lugares a los que van a ser liberados”, indicó.

 La bióloga remarcó que “el objetivo del proyecto es traer una especie extinta en Corrientes. No hay yaguaretés viviendo libres en el Iberá y en el país no hay más de 150 ejemplares”.

Por su parte, Magalí Longo, a cargo de los proyectos de reintroducción de especies en la isla San Alonso, donde se encuentra el Centro de Reintroducción de Yaguareté, contó que al observar las imágenes de las cámaras instaladas “teníamos indicios de que la hembra había parido, ya que pasaba mucho tiempo en un mismo sector del monte que se encuentra al norte del gran corral”.

Relató que “un día pudimos observarla y vimos que tenía los pezones hinchados, signo bastante inequívoco de que habría parido, pero no sabíamos cuántos cachorros ni si habrían sobrevivido”.

“Ella es madre primeriza, así que tampoco era raro que perdiera la camada”, sostuvo.

La confirmación llegó unas semanas después. Pablo Guerra, a cargo del manejo de los yaguaretés en el Centro mencionó que “habíamos puesto cámaras-trampa para tratar de confirmar el nacimiento. Y después de varias semanas sin ningún registro pudimos observar a los dos cachorros. Cuando vimos los videos saltamos de alegría y emoción. Estimamos que tienen entre uno y dos meses y aparentan estar en perfectas condiciones”.

Después de esta observación ya no volvieron a verlos, pero se espera que pronto realicen caminatas más extensas siguiendo a su madre y sean más fáciles de avistar.

Los cachorros observados son dos, que es el número usual de crías que tienen los yaguaretés.

Ahora buscan ponerles nombre. Es por ello que a partir del lunes 23 de noviembre, podrán elegirse en la cuenta de Instagram de @rewilding_argentina los nombres para los pequeños cachorros silvestres del Parque Iberá.

Los nombres más votados serán publicados en el día internacional del yaguareté, el 29 de noviembre.

Orígenes

La madre de los cachorros es Mariua y el padre Jatobazinho, quien se mantiene en otro enorme corral, separado de la madre y sus cachorros.

Ambos ejemplares tienen un origen silvestre y provienen de Brasil, de donde fueron rescatados, de cazadores furtivos en el caso de Mariua, y en muy malas condiciones físicas Jatobazinho.

La reproducción de estos animales  es el resultante de las actividades de conservación de la Fundación Rewilding Argentina destaca la colaboración de las instituciones del Instituto Brasilero del Medio Ambiente (IBAMA) y de las organizaciones NEX y Onçafari.

Extinción

El yaguareté es el máximo depredador de Sudamérica y, como tal, cumple con un rol ecológico clave para el mantenimiento de los ecosistemas donde habita.

Al desaparecer, desaparecen también estas funciones y los ambientes naturales degradados pierden, en buena medida, la capacidad de brindar agua y aire de calidad, de mitigar el cambio climático o de prevenir la aparición de nuevas pandemias.

Con la desaparición del yaguareté se pierde cultura y oportunidades de desarrollo local, ya que la observación de fauna se puede convertir en un motor de la economía a partir del turismo, como en el Iberá.

- Advertisement -

More articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -

Latest article

Corrientes sufrió el mes de noviembre más seco de los últimos 9 años

Federico G. A. Zamudio. El registro de lluvias en la capital de la provincia alcanzó la marca de...

Una red alimenticia y el programa de empleo marchan a toda máquina en Mercedes

Federico G. A. Zamudio. Las estrategias para mejorar los lineamientos sanitarios y de trabajo van entrelazados y siguen...

La Cámara de Diputados correntina aprobó el presupuesto para el año 2023

Federico G. A. Zamudio. Tras correr con la ventaja numérica, como es habitual el oficialismo dio vía libre...

El Municipio de Mercedes y la Dirección Nacional de Vialidad proyectan nueva iluminación vial

Este es un emprendimiento que brindará seguridad a quienes transitan, permitirá el mejoramiento de espacios e invitará a los visitantes a conocer...

Condenaron a 20 años de prisión al asesino de un joven paraguayo

El condenado Agustín Fernández de 21 años.